fbpx

 

 

Celebrar con una tarta de cumpleaños es una costumbre muy antigua que por fortuna se mantiene vigente. Porque el calendario está lleno de fechas especiales. Cada día tenemos un buen motivo para festejar la vida.

 

– ¿Sabías que la tarta de cumpleaños es una tradición que data desde antes de Cristo? Para conmemorar un nacimiento los griegos horneaban un pastel con forma de luna y lo ofrecían como tributo a Artemisa, la diosa de la fertilidad.

 

– En Grecia, los ricos festejaban el cumpleaños con un buen manjar de panecillos y bollos. Además, durante la celebración invocaban al espíritu protector que gobernaba el nacimiento y los acompañaba siempre.

 

– Para los romanos el cincuenta cumpleaños era el más importante. Ese día disponían la mesa con tortas de trigo, miel y aceite de oliva para compartir con los invitados a la celebración.

 

– Las velas en el pastel de cumpleaños siempre han tenido un significado místico. Para los griegos representaba el brillo de las estrellas en el cielo nocturno, y también un escudo protector contra los demonios.

 

– La tarta de cumpleaños es el símbolo de un ritual muy especial. A las velas se les otorga un poder mágico para conceder deseos secretos que solo podemos pedir una vez al año.

 

– Las velas en el pastel también son un homenaje al recién nacido para que lo acompañe la buena suerte.

 

– Durante el kinderfeste, un festival infantil en Alemania, hace mucho tiempo preparaban tartas de cumpleaños grandes para poner todas las velas que correspondían al homenajeado. Además, añadían una vela más grande que las otras como una forma de agradecer el milagro de vivir un año más.

 

– La canción del cumpleaños feliz fue creada por las profesoras estadounidenses Patty y Mildred Hill, para que sus alumnos aprendieran a dar los buenos días al llegar a clase. La canción de las hermanas fue un éxito. Años después, una de ellas propuso un espontáneo cambio de letra para alegrar la fiesta de una niña que estaba de cumpleaños. Así cambió la letra del happy birthday a como la conocemos hoy.

 

– Da igual que sean quince o cuarenta. A todos nos gusta sentirnos especiales por un día. Una tarta de cumpleaños siempre es un acierto para decirle a alguien que valoramos su presencia.

 

– Cada persona es un mundo y hay una tarta de cumpleaños para cada uno. Es la oportunidad perfecta para mimarte y pedir la tarta que más te gusta. De chocolate, de naranja con cobertura de queso, de chocho oreo, o limón con merengue flambeado. En la Merendona tenemos una amplia variedad de tartas de cumpleaños para celebrar el mejor día de tu vida.

 

Pide tu tarta de cumpleaños a domicilio en nuestra página web. Tenemos tamaños y presentaciones diferentes para personas especiales como tú ¡Te esperamos!

 

0